Colecho, ¿Si o no?

Estando aquí seguramente ya sabes qué es el colecho, pero por si las dudas, colecho es la práctica de dormir todos juntos en una misma cama. Esta forma de dormir ha hecho que muchos tengan opiniones divididas y que incluso profesionales expresen opiniones propias sobre si colechar es bueno o malo.

Mayormente en occidente se ve la costumbre de que los bebés duermen en otra habitación desde antes de tener 1 año de vida, usando otros medios para vigilar al pequeño y acudir a él si sucede algo. Sin embargo, el colecho no es algo nuevo y puede que numerosas familias lo hagan sin saber si esto tiene un nombre, pero desde hace siglos hay culturas donde toda la familia duerme en la misma habitación, sea por falta de espacio o por cuestiones culturales.

La verdad es que el colecho será adecuado o no según las necesidades de tu familia. Esta acción siempre será decisión propia de la familia teniendo en cuenta las circunstancias personales. A pesar de esto, tendrás que tomar en cuenta la información presentada a continuación, donde sabrás cuándo y cómo hacer colecho de forma segura.

Pros del colecho

Es más fácil alimentar al bebé si duermen en la misma cama, de manera que la madre o padre no tendrá que levantarse e ir hasta la otra habitación.

Mejores horas de sueño, porque llorarán menos y ambos (padres e hijo) tendrán mejores hábitos de sueño.

Aportan seguridad y tranquilidad hasta que el niño aprenda a dormir tranquilo.

Fortalece el vínculo entre padres e hijos, sobre todo cuando no se ven durante el día por alguna razón.

Se comparte la temperatura corporal, lo que es muy tranquilizador para los lactantes.

Contras del colecho

Básicamente el rechazo a la idea del colecho es debido a los factores de riesgo en cuanto al peligro de asfixia o muerte súbita del bebé. Asimismo, se pueden presentar ocasiones en que el niño o la niña no quieran dormir solos después de un tiempo, lo que causa que se prolongue el colecho por más de lo necesario.

También se ve la posibilidad de que se desarrollen niños tímidos o que sean excesivamente dependientes de sus padres.

Opiniones de profesionales: ¿el colecho es peligroso?

Varias organizaciones como la Asociación Española de Pediatría (AEP), UNICEF o la Organización Mundial de la Salud (OMS) han expresado sus opiniones profesionales sobre si el colecho es una buena práctica o no. 

En sus puntos de vista afirman que colechar es beneficioso para mantener la lactancia pero también hay riesgos de SMSL (Síndrome de Muerte Súbita del lactante) dependiendo del caso en que se ejecute la práctica, por lo que ahora leerás sobre las situaciones en que el colecho no se debe hacer:

  • Cuando el niño o niña esté prematuro o tenga bajo peso al nacer.
  • Lactantes con menos de tres meses de edad.
  • Si los padres están muy agotados, esas situaciones de cansancio extremo.
  • Cuando los padres consumen medicamentos que causan somnolencia.
  • Padres que consumen drogas (legales o no), alcohol o tabaco. 
  • Hacerlo sobre superficies blandas, sofás o sillones.

Por otro lado, la UNICEF hace sus propias recomendaciones con respecto a cómo deben dormir los niños:

El bebé no debe compartir la cama con una persona que haya consumido alcohol, drogas o fármacos sedantes.

El lugar más seguro para los bebés es dormir en su propia cuna, boca arriba, a un lado de la cama de los padres.

Siguiendo lo expresado en el último punto, cabe destacar que evitando las situaciones mencionadas previamente se puede practicar el colecho sin que haya inconvenientes, porque además se pueden establecer patrones de descanso y actividad similares. 

Colecho: ¿sí o no?

No tienes que dejarte llevar por los comentarios negativos o positivos que seguramente te llegarán al mencionar el colecho, ya que los demás siempre tendrán su opinión (que a veces no requieres) sobre cualquier tema. Como hemos mencionado antes, esto depende de las circunstancias propias y si es lo más adecuado para tu familia.

En este punto se trata de que establezcas herramientas o estrategias en base a las necesidades que tengas, las facilidades que esta práctica te pueda otorgar y considerando los factores y previsiones mencionados antes. ¿Te funciona el colecho? ¡Hazlo! ¿No te convence? No lo hagas.

Aprende cómo es el colecho seguro

  • El lactante debe tener más de tres meses.
  • El lactante no debe ser prematuro.
  • Siempre deberás colechar sobre una superficie firme, jamás en sitios donde pueda ser un factor de riesgo de asfixia.
  • Solo debe estar el bebé y sus padres, no otros menores o adultos.
  • Si estás extremadamente agotado, no es recomendable que hagas colecho.

Recuerda que cualquier práctica, incluso la más segura, puede ser contraproducente si no se siguen ciertas pautas preventivas, así que lo mejor es leer contenido informativo sobre el tema y comentarios de familias que lo han practicado. Estos testimonios son la fuente más real que podrás obtener.

En cunacolecho10.com puedes ver mas información acerca del colecho y cómo practicarlo de la manera mas segura.

Deja un comentario