Qué ratón comprar

Uno de los gadgets más evolucionados en los últimos diez años son los ratones. Hemos viajado en el tiempo con ellos, desde que tuvimos el ratón con bola mediante la cual realizaba el seguimiento del movimiento, a los actuales con sensor láser y óptico que tienen una altísima calidad y que funcionan en casi cualquier lugar o superficie. 

En la actualidad utilizan sensores de tipo óptico (que utilizan un led rojo para señalar la zona por la que tiene que registrar el movimiento en cuestión) o los sensores láser, que, aunque también son ópticos, en este caso la luz que tienen es infrarroja para detectar por donde se va a mover el ratón. 

El movimiento que hace el ratón en la pantalla, es el resultado de la captura de imágenes de la superficie que se están realizando. 

En muchos casos vemos que en las especificaciones nos hablan de la aceleración. Cuando nos habla de una aceleración positiva se refiere a que esta característica permite que el ratón tenga una gran precisión cuando haga un movimiento lento. 

Los ratones suelen estar destinados para un público que no quiere el ratón únicamente para jugar que lo necesita para trabajar o para estudiar, esto va a determinar para estar más interesados en que detecte perfectamente el movimiento, que sea inalámbrico, que su conectividad sea mediante bluetooth, etc. También los usuarios buscan un diseño, pero en general, salvo casos muy puntuales no están únicamente interesados en esto. 

Como en otros productos de tecnología el precio también es importante. A veces, los mejores gadgets pueden ser los que conjuguen en mayor cantidad de características con un mayor precio, también pueden ser los que nos ofrezcan una correcta relación calidad precio o simplemente los que por un menor precio nos ofrezcan una función correcta. 

Una buena opción los ratones que se conecten por Bluetooth, que se puedan utilizar tanto en portátiles como en otros dispositivos que tengan ese tipo de conexión. Están orientados para su portabilidad, por lo que suelen ser de tamaño más reducido y así facilitar el poder ser guardados y transportados sin necesitar un gran espacio para ellos. 

A parte de por sus características tecnológicas, debemos de elegir el ratón en función un poco de las características de nuestra mano o más bien de nuestras necesidades.  

La mano debe de estar descansa completamente sobre el ratón, no debe de estar en tensión, y no debe de formar ningún ángulo de ningún grado con el antebrazo.  La muñeca según varios estudios debe de estar en horizontal, no debe de estar doblada en ningún caso. También en reposo debemos de tener el antebrazo, no debe de estar al aire, debe de reposar en la mesa. Y ahí matizaremos que es importante que la mesa tenga una profundidad importante, ya que si es estrecha nos va a obligar a tener el ratón cerca nuestro y por tanto el antebrazo suspendido y ángulo en la muñeca. El movimiento del ratón debe de hacerse con toda la mano y no con los dedos únicamente.  

Un ratón usb cuanto más ergonómico sea y más grande, más cómodo nos va a resultar a la hora de utilizarlo y más si va a ser utilizado durante muchas horas.

Deja un comentario